Sunday, December 25, 2011

Ejem ejem...Comunicación

Sólo terminé la carrera, y aunque ya no se use postear en los blogs personales porque Twitter básicamente se los ha comido , tengo varios puntos que creo deben quedarse por aquí . Y haré esto de la manera más cursi e inverosímil posible. Escribiré una carta a mi carrera.


Comunicación,

Estoy convencida de que Comunicación no es algo que cualquiera pueda estudiar.

Sé que un 99% de la gente que no la estudia, piensa que sólo vamos a ver películas, escuchar música y que hacer un corto es facilísimo, que una campaña de publicidad sale de la noche a la mañana o que las ideas para un evento las copiamos de otros lados.

Y sí, hay gente que no me explico como terminó, y en muchos casos tampoco me explico cómo es que sacaron la misma calificación que yo ( pero esos traumas los dejo para otra ocasión). Pero a pesar de todo, he visto cosas maravillosas a lo largo de la carrera , ideas plasmadas en mil formas que un ingeniero, un arquitecto, un médico, jamás pudo haber hecho, ni siquiera lo pudieron haber imaginado.

Para estudiar esta carrera se necesita tener una sensibilidad extrema y es eso lo que nos ayuda a crear cosas bellas y con un sentido que pocos comprenden. Lo anterior suena taaan cursi, pero es taaaan cierto.

Comunicación es fácil para quien quiere demostrar algo increíble a través de ella. Para quienes no creen en la belleza de la fotografía, en lo bello de las palabras, en lo emocionante de las imágenes en movimiento, en las ideas que mueven nuestro día a día...es una pesadilla .

A partir de 6to semestre la carrera pasó rapidísimo. Fue nada. Entre el intercambio y todo lo que había que hacer , fue un pestañeo.

Y aunque por el momento no trabaje exactamente en lo que quiero, creo que es parte del proceso. Si en 2 años veo esto y no soy feliz aún, tomaré medidas al respecto.

Nunca me imaginé que acabaría especializándome en Publicidad y Mercadotecnia. Era una opción casi remota. Cine o Periodismo siempre me gustaron, pero la Publicidad y la Mercadotecnia tienen algo especial, no sólo es sobre amar marcas y ganar más y más dinero, es sobre descubrir aquello que pasamos por alto, pero que nos emociona en cuanto le vemos forma de producto o comercial. Creo que un perfume es el ejemplo perfecto, pero sobre esos debrayes escribo luego.

Ahora mismo como el 90% de los graduados de ésta carrera ( el otro 10% o ya se casó y ni le interesa el futuro o simplemente desde 4to semestre trabaja en lo que quiere) estoy indecisa sobre TODO. ¿Qué quiero hacer concretamente ? No sé . ¿Me considero buena para algo? Sí, pero tal vez no pueda vivir de ello.

Estudiar Comunicación fue una excelente decisión, mucho de lo que me pasa hoy en día no pasaría ni remotamente si no hubiera estudiado esa carrera. Pero sobre todo, las personas que conocí no estarían presentes en mi vida, lo cual de verdad, sería una tragedia.

Graaaaacias por todo, incluso por las desveladas editando, por los días enteros que me pasé escribiendo ensayos kilométricos que muchas veces al final tenían una estructura horrible, por la gente con comentarios estúpidos y su cero cultura general, por todas las presentaciones con 30 slides de texto que tuve que aguantar, por aquella maestra que me odiaba porque ella cree que está sobre sus alumnos y que me considera hueca, por dejarme clarísima la definición de MMC, hipster,junkie y chairo, por las pocas -pero complicadas para mi cerebro- matemáticas a lo largo de la carrera, por los enojos con todos los equipos que tuve y todas las personas que tuve que arrear para que hicieran su parte de los trabajos, por todas y cada una de mis horas clase y no clase ... pero sobre todo por enseñarme a ver las cosas desde un ángulo en el que pocos pueden hacerlo.

Gracias, gracias, gracias y espero me hagas muy feliz y me des de comer, y me pongas un departamento, y pueda viajar por el mundo a consecuencia de lo que me enseñaste . Ja.


Valeria V.

1 comment:

Jennifer Aranda said...

esta carrera nos enseñó a ver lo obvio, algo que nadie, nadie, nota.
comparto tu opinión.
y tus miedos.